Viaje y Cultura en Cerdeña

Olbia: arte

Arte y monumentos en Olbia

E-mail Print

DONDE - HISTORIA - ARTE - NATURALEZA - EVENTOS - COCINA

ARTE

El casco antiguo se asoma al puerto (donde surge el Museo Arqueológico, creado para alojar los restos que provisionalmente se conservan en Cagliari y algunas de las naves romanas y de la época del Giudicato que han sido encontradas en excavaciones recientes) y al mar, donde la ciudad ha nacido y se ha desarrollado alrededor de una calle de granito, Corso Umberto I.

Para los olbieses es, desde siempre, la calle de los paseos y, para el turista, es la zona más tranquila de la ciudad: se puede caminar entre edificios del siglo XIX (el Ayuntamiento, la Biblioteca, el Palazzo Scolastico), por calles y callejas rodeadas de casas típicas de granito, cafeterías, restaurantes, heladerías, tiendas y talleres artesanos hasta llegar a la plaza Reina Margarita y a plaza Giacomo Matteotti.

Olbia: Tumbas de los Gigantes

En una de estas callejuelas, se encuentra la Iglesia de San Paolo que, construida en 1700, une el estilo local típico (exterior de granito), con influencias árabes (cúpula multicolor esmaltada).

A pocos metros del Corso, más allá de la estación, se encuentra la Basílica de San Simplicio: es el monumento más importante, y seguramente el más amado por los olbieses, es un símbolo de la ciudad en estilo románico (el único ejemplo de románico en la Gallura). La basílica, que fue realizada en varias fases entre los siglos XI y XII, está hecha en su mayor parte de granito y presenta influencia del estilo pisano. La sencillez de su interior es muy sugestiva y su atmosfera transporta al visitante al pasado: tres naves divididas por columnas y pilares de granito consumados por el pasar del tiempo, estilo austero, muros imponentes, silencio surreal, olor a piedra de casi un milenio. Las reliquias de S. Simplicio (Santo Patrón de Olbia) y de otros mártires, recuperadas gracias a las excavaciones del siglo XIX, se guardan con celo en el interior de la iglesia.

Fuera del casco antiguo, entre los restos del periodo nurágico se encuentran: las Tumbas de los Gigantes de Su Monté y sa'Abe (siglos XVIII-XVII a.C.), el pozo sagrado de Sa Testa (segundo milenio a.C.), uno de los santuarios más importantes del culto al agua practicado por la cultura nurágica, y las ruinas de la fortaleza nurágica de Rio Molinu (siglos IX-VIII a.C.).

Del periodo romano encontramos las ruinas de la granja S'Imbalconadu y del acueducto (siglo II a.C.).

Del periodo Giudicale (la región de la Gallura, cuya capital era Olbia, era uno de los 4 Giudicati en los que se dividia en aquella época Cerdeña) ha quedado el Castillo de Pedres, que fue teatro de violentas disputas entre jueces locales, pisanos, genoveses y aragoneses en el ámbito de las sanguinarias batallas por el control del territorio que se sucedieron durante todo el siglo XIV.

Fotografías y textos realizados por Studitalia, escuela de italiano en Olbia

E-mail Print



sitemap xml
Powered by the Big Medium content management system.