Viaje y Cultura en Toscana


Elba: historia

Breves notas históricas sobre la maravillosa isla de Elba.

E-mail Print

DONDE - HISTORIA - ARTE - NATURALEZA - EVENTOS - COCINA

HISTORIA

El Archipiélago Toscano, donde se encuentra la isla de Elba, reserva al visitante un patrimonio artístico e histórico de gran importancia.
Estas islas, desde siempre punto importante de las rutas comerciales y militares de las civilizaciones mediterráneas, conservan los rasgos de los sucesivos pueblos que las han dominado.

Estas islas, desde siempre punto importante de las rutas comerciales y militares de las civilizaciones mediterráneas, conservan los rasgos de los sucesivos pueblos que las han dominado.

La isla de Elba, en especial, fue teatro de grandes eventos. De hecho, aún se pueden apreciar los trazos y signos significativos y únicos de la varias civilizaciones que han pasado por la isla.
Griegos, Etruscos y Cartagineses lucharon entre ellos desde la Edad de Hierro para dominar la isla y sus yacimientos minerales.
Ya en el siglo VIII a.C., los Etruscos explotaban sus minas de hierro y comerciaban sus manufacturas en todo el Mediterráneo obteniendo grandes riquezas.

Después de los Etruscos, llegaron los Romanos que heredaron la joven industria siderúrgica etrusca y valorizaron la producción vinícola y la belleza del paisaje de la isla gracias al intenso tráfico marítimo.
En este periodo se construyeron villas patricias de gran belleza como la de las Grutas de Capo Castello.

Durante la Edad Media fue Pisa quien explotó las minas de hierro y de granito de Elba. Son numerosas las iglesias y monumentos de la isla que recuerdan el periodo pisano.

Los Romanos que heredaron la joven industria siderúrgica etrusca y valorizaron la producción vinícola y la belleza del paisaje de la isla gracias al intenso tráfico marítimo.

En 1548, Cosimo I de Medici hizo construir en la isla la ciudad de Portoferraio, mientras que Porto Azzurro pasó bajo el dominio de los Españoles.

En el siglo XVIII, Alemanes, Ingleses, Austriacos y Franceses lucharon por el dominio de la isla hasta que ésta pasó bajo el dominio de Napoleón Bonaparte después del tratado de Fontainebleau. Napoleón gobernó la isla desde mayo de 1814 a febrero de 1815. En este breve periodo, se incentivó el comercio del vino, se construyeron numerosos edificios y se desarrolló la economía de la isla.

Después del Congreso de Viena la isla fue de nuevo unida al Granducado de Toscana y, más tarde, en 1860, pasó a formar parte del Reino de Italia.

Desde finales del siglo XIX hasta la Segunda Guerra Mundial, se desarrolló gradualmente el sector siderúrgico. En 1943 la isla fue ocupada por los Alemanes dando paso a un periodo de pobreza y declino.

A partir de los años 50 del siglo XX comenzó a desarrollarse el turismo y la isla de Elba se convirtió en una meta muy deseada para los turista de toda Europa.

E-mail Print



sitemap xml
Powered by the Big Medium content management system.