Viaje y Cultura en Toscana


Florencia: historia

E-mail Print

DONDE - HISTORIA - ARTE - NATURALEZA - EVENTOS - COCINA

 

HISTORIA

Con Lorenzo de Medici, llamado "el Magnífico", Florencia recibió el apelativo de "segunda Atenas"

Florencia fue fundada en el 59 a.C. por los Romanos y su nombre se refiere al periodo del año de los “Ludi Floreales” en honor de la Diosa Flora. En su origen, la ciudad tenía la planta cuadrada,
y contaba con el foro, las termas, el teatro y el Campidoglio.
En el 570 fue ocupada por los Longobardos quienes garantizaron estabilidad y autonomía a la ciudad aunque fueron los Carolingios quienes unieron los condados de Florencia y Fiesole creando el condado más grande de Toscana.
Con el final de la dinastía Carolingia, la ciudad atravesó un periodo difícil, sólo entorno al año 1000 comenzó de nuevo a expanderse y a ganar progresivamente autonomía confrontándose con el Imperio y siendo siempre más rica y potente. En aquel periodo se construyeron las murallas de la ciudad y varios monumentos. Así, en el año 1183, Florencia se convirtió en Municipio Libre a pesar de la división de los florentinos en dos bandos: los Güelfos, que estaban de parte del Papa, y los Guibelinos, de parte del Emperador. Los dos bandos se alternaron en el gobierno de la ciudad hasta la victoria definitiva de los Güelfos en el 1267.

En el s. XIV, Florencia era ya una ciudad muy próspera. Pertenecen a este siglo las iglesias de Santa Croce, S. María del Fiore, S. María Novella, el Palazzo dei Priori y la Casa del Popolo que después se convertirá en el Palazzo Vecchio y la florentina Plaza del Popolo, obra maestra de la architectura, que más tarde se llamará Plaza della Signoria.
En el s.XV, Florencia continuó a crecer en prosperidad. Fue en este periodo que cobró auge una importante familia, la de los Medicis que, después de Cosimo I, gobernó hasta la primera mitad del s.XVIII, a excepción de un corto periodo.

Con Lorenzo de Medici, llamado el Magnífico, intelectual y mecenas, Florencia recibió el apelativo de “segunda Atenas”. De hecho, fue gracias a esta gran personalidad que pudo florecer el Renacimiento.
Con la muerte de Lorenzo y con el término del Renacimiento la situación política cambió pero a pesar de todo el s. XVI fue un periodo igualmente positivo y fértil: Miguel Ángel, Brunelleschi, Vasari, Buontalenti y muchos otros pudieron crear obras de arte y espléndidos monumentos como son: la Galería de los Uffizi y la cúpula del Duomo. En el 1737 obtiene el poder la familia Lorena que continúa a gobernar con liberalismo y moderación.
Con la Unidad de Italia, Florencia será, durante un breve periodo, la capital del nuevo Estado. Durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad sufrió graves daños en el centro histórico y algunos edificios importantes fueron destruidos pero a pesar de ello ha logrado mantener intacto su encanto hasta nuestros días.

E-mail Print



sitemap xml
Powered by the Big Medium content management system.