Viaje y Cultura en Umbría

Orvieto: historia

Breve resumen de la historia de Orvieto.

E-mail Print

DÓNDE - HISTORIA - ARTE - NATURALEZA - EVENTOS - COCINA

HISTORIA

Los origenes de Orvieto pertenecen a los siglos IX-VIII a.C, cuando los pueblos etruscos comenzaron a habitar el risco donde hoy surge esta ciudad. Velzna, así se llamaba Orvieto antiguamente, era un asentamiento próspero que basaba su economía en la producción de ceramicas (los buccheri) y en la elaboración del bronce. La ciudad, en lucha contra la política expansionista de Roma, fue ocupada por el ejercito enemigo que la arrasó en el año 254 a.C. Como consecuencia, muchos de sus habitantes tuviero que huir mientras otros fueron llevados por la fuerza a las tierras altas del Lago Bolsena.

Durante las invasiones bárbaras, Alarico y Odoacre ocuparon la ciudad que fue escenario de numerosos combates y batallas.
Desde el año 596, los Longobardos de Agilulfo conquistaron la ciudad lo que dió lugar, en el contexto del impulso religioso llevado a cabo por Ottone III, a la construcción de abadías y monasterios en todo el territorio circundante.

El Municipio fue instituido a partir de 1137 y, veinte años después, bajo la influencia del Papa Adriano IV, comenzaron los combates entre el bando de los Güelfos (filopapales) y el de los Guibelinos (filoimperiales) que se prolongaron en el tiempo y marcaron la historia ciudadana con la transformación del centro en una fortaleza güelfa. En 1200 se creó el Consiglio Generale dei Quattrocento con la elección sucesiva del Capitán de Pueblo y de un Gobierno de los Ancianos y de las Artes que contaba con un prior y con una magistratura propia. Además, en 1290, se inició la construcción de la catedral y de otras muchas iglesias de la ciudad.

Entre fines de 1200 e inicios de 1300, con el Papa Martino IV, llegaron a la ciudad los Franciscanos contra los que el pueblo se rebeló dando lugar a una serie de conflictos entre los distintos bandos.
En 1354 el Cardenal Albornoz ocupó Orvieto sometiéndola bajo el Estado de la Iglesia, sin embargo, la ciudad mantuvo sus instituciones municipales.
Habrá que esperar hasta 1860 para que la ciudad sea unida al Reino de Italia.

E-mail Print



sitemap xml
Powered by the Big Medium content management system.